0
También fueron reconocidos Lucecita Benítez y Rafael Ithier y María Celeste Arrarás.

Desde hoy Lucecita Benítez, Gilberto Santa Rosa, María Celeste Arrarás, Rafael Ithier y Cheo Feliciano tienen su estrella en el Paseo de la Fama de Puerto Rico, frente a Ventana del Mar en el Condado, en San Juan.

En una emotiva ceremonia vespertina, donde hubo desde sonrisas hasta llanto, se honró la trayectoria de cada una de las mencionadas figuras, quienes asistieron acompañados de sus familiares y amistades allegadas al reconocimiento.

El primer artista en ser honrado en el evento -animado por Alexadra Malagón- fue Cheo Feliciano, en un homenaje póstumo. La viuda del artista, Socorro “Cocó” Prieto, tuvo a su cargo la develación de la estrella del salsero ponceño, quien falleció hace dos años en un accidente automovilístico.

Visiblemente emocionada Coco agradeció  el reconocimiento mientras era consolada por algunos familiares.

“Gracias  a todos los que están aquí… Ustedes saben que (Cheo) se nos fue hace dos años. Este día ha sido tan bonito. Le doy las gracias a Puerto Rico que quisieron tanto a Cheo Feliciano. Él era una persona bien humilde, bien buena”, expresó la esposa de Feliciano sin poder contener las lágrimas. Al momento se observó que la presentadora Alexandra Malagón también se emocionó.

Posteriormente, la periodista María Celeste Arrarás fue honrada con su estrella. Por cierto, Arrarás es la primera comunicadora en ser reconocida en el Paseo de la Fama de Puerto Rico.

En un gesto simpático y espontáneo, cuando la presentadora del programa Al rojo vivo fue a develar su estrella, se acostó de medio lado, en un gesto de imitar la pose que hizo la actriz Roselyn Sánchez cuando develó su estrella en el lugar.

“Me estudié la pose. Me metí en Internet para ver cómo hacen las estrellas en este tipo de evento y dije: ‘Espérate, yo quiero hacerlo como Roselyn’”, dijo la comunicadora provocando la risa de los presentes.

“Mi labor durante todo mi carrera, ha sido llevar un mensaje positivo de Puerto Rico al mundo. Nosotros tenemos a diario 35 millones de televidentes y todos los días me mato hablando de las bellezas de mi país”, agregó la periodista, quien dedicó su estrella a sus hijos Julián, Adrián y Lara, quienes estuvieron presentes en la ceremonia.

Acto seguido, se escuchó la semblanza de Lucecita Benítez para luego dar paso a la develación de su estrella.

Elegantemente ataviada con un vestido holgado  color peach en chiffon, “La Voz Nacional” se robó el show, cuando, al momento de develar su tarja, optó por hacer la misma pose que hizo Arrarás.

“¡Tenía que hacer el show!”, vociferó la cantante al tomar la palabra mientras era agasajada y celebrada por los curiosos que se allegaban al área para ver la ceremonia.

Durante su discurso, la voz de Génesis agradeció el respaldo del público y de la prensa. También elogió el esfuerzo del empresario Santiago Villar, gestor del Paseo de la Fama de Puerto Rico.

Lucecita hizo gala de su buen sentido del humor cuando en un momento dado, le dijo a la presentadora Alexadra Malagón que necesitaba su permiso para “ser novia de Gilbertito”.
“Si me pongo muy seria me puedo pasar de la raya… Estos son los momentos importantes, que sepan que a nosotros (los puertorriqueños) nos tienen que respetar y reconocer. Yo defiendo a mi patria con mi sangre. Aquí hay una patriota, aparte de una cantante”, manifestó la artista causando revuelo en el público.

Luego del reconocimiento a Lucecita, Alexandra Malagón presentó con especial cariño a su esposo, Gilberto Santa Rosa, a quien hizo referencia como “el caballero de mi alma”.

Muy emocionado, el salsero agradeció profundamente el homenaje.

“Ustedes me van a perdonar pero soy el único que ha sido reconocido aquí por partida doble. Primero aparte de recibir mi estrella, para mi es otro reconocimiento estar compartiendo todo esto con figuras como el señor Rafael Ithier, quien es mi papá en la salsa”, destacó Santa Rosa luego de develar su estrella.

Los hijos y nieto del salsero lo acompañaron en el emotivo momento. Por cierto, fue a ellos, a quien dedicó su estrella en el Paseo de la Fama de Puerto Rico.

Luego de que Santa Rosa aceptara su estrella, el director y fundador de El Gran Combo de Puerto Rico, Rafael Ithier, fue reconocido con la suya.

Con su peculiar ronca voz, el veterano salsero manifestó que “sencillamente no tengo la palabra adecuada para describir lo que siento… Yo nací siendo músico y nada me ha dado más alegría que representar a la isla más hermosa alrededor del mundo”.

Ithier, quien también estuvo acompañado por sus familiares, explicó a Primera Hora que recién llegaba de un viaje de África, que el resto del “combo” estaba cansado, razón por la cual no asistieron al evento.

El director de  “Universidad de la Salsa” aprovechó para compartir que ya tenía 90 años y que sentía muy bien de salud.

“Lo que me mantiene es el ánimo y el apoyo de todos ustedes”, destacó el fundador y líder de El Gran Combo de Puerto Rico.

Entre algunas de las figuras que asistieron a la ceremonia estuvieron Otilio Warrington “Bizcocho”, Orvil Miller y el productor Rafo Muñiz, entre otros.

El gestor del Paseo de la Fama de Puerto Rico, Santiago Villar, la directora de la Compañía de Turismo de Puerto Rico, Ingrid Rivera Rocafort, y el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, Alberto Bacó Bagué se dirigieron a los presentes antes de que diera comienzo la ceremonia.

Durante su discurso, Bacó Bagué comentó  que “Puerto Rico no es el epicentro del zika” y que el pueblo puertorriqueño estaba listo “para tener una transformación económica”.

Además de Rafael Ithier, María Celeste Arrarás, Lucecita Benítez, Gilberto Santa Rosa y Cheo Feliciano, otras figuras que también tiene su estrella en el Paseo de la Fama son Chayanne, Ricky Martin, Roselyn Sánchez, Miriam Colón y José Ferrer.

Fuente

Primera Hora

Publicar un comentario

 
Top