Get your own Chat Box! Go Large!
-->

0
Es un disco dedicado a mi señora, se llama ‘Mi luz mayor’ y estará sonando en febrero próximo.  Ahora mismo estamos grabando con 20 músicos. Cinco temas los va a cantar Gilberto Santa Rosa, incluido el que le escribí  a mi esposa.

Y los otros cinco los hará Herman Olivera, el sonero al que yo bauticé como ‘La voz del Caribe’. Entre ellos estará un tema que grabó el gran Tito Rodríguez, llamado ‘Abarriba cumbiaremos’ y que es dedicado a Colombia. También voy a tener Carlos Santana tocando el tema ‘Mi Congo’, que se lo cambié para rock.

Van a salir primero dos clásicos – ‘Pa la ocha tambó’ y ‘Vamonos pal monte’ –  con nuevos arreglos hechos por José Madera para una orquesta de 20 músicos. Y también estoy trabajando en ese disco con el gran arreglista Ray Santos, que tocaba saxo tenor con Machito, Tito Rodríguez y Tito Puente;  el único arreglista que queda vivo de esa época.

En mi nuevo disco vas a oir un solo de bongó, un solo de timbal, uno de conga, uno de bajo, de trompeta, trombón.  Te puedo asegurar que ‘Mi luz mayor’ va a ser la mejor grabación de música latina de todo el siglo 21.  Ese disco se los dejaré a los estudiantes jóvenes y cuando escuchen ese trabajo se van a asustar. Viene con potencia concentrada.



Mientras lo escucho hablar, pienso que tal vez la música de Palmieri tiene algo que detiene el paso del tiempo, revitaliza la energía y desafía a la muerte.

No hay otra razón para explicar porqué, solo meses después del fallecimiento de doña Iraida González, su eterna compañera de vida, y con casi 80 diciembres a cuestas, este hombre suena alegre, desafiante, prometedor, más vivo que nunca.

¿Por qué bautizó ese disco así, maestro?

Porque mi suegra me dijo una vez a mí que mi señora era mi luz mayor. Entonces yo le escribí un número para ella y le pedí a Gilberto que lo cantara en este nuevo disco.

 ¿Y cómo es seguir viviendo sin ella?

Hay un vacío muy grande en mi alma. Porque ella era mi guía espiritual. Y eran 60 años casados, más dos de novios. Y falleció de cáncer. Pero antes de morir ella escuchó todas las canciones de este trabajo, y por eso decidí grabarlo en su honor con los mejores músicos del mundo.

Maestro, ¿ya terminó de conocer el piano?

El piano no se termina de conocer nunca. Ahora mismo yo estoy buscando una maestra porque Estoy preparándome para tocar dentro de un año y medio mi música con una orquesta sinfónica que estará acompañada de tambores batá. La vamos a presentar en el Carnegie Hall y necesito un maestro que me ayude en la preparación de ciertas composiciones mías en música clásica.

Al otro lado de la línea, en Manhattan,  ya acosan a Palmieri. Pero antes de despedirse me confiesa: “Es un honor tocar en Cali, porque es la Capital Mundial de la Salsa, y allá ustedes bailan muy bien. Estoy loco por poder hacerlo”.

Publicar un comentario

 
Top