0
El cantante compartió tarima con el director de La Selecta en el Día Nacional de la Zalsa.

Tony Vega todavía no asimila el fallecimiento de Raphy Leavitt, a quien considera un mentor. A punto de subirse a un avión rumbo a Colombia, el cantante recordó  la oportunidad que le dio el fundador de La Selecta de iniciarse en el género.

“Fue la primera persona que me dio la oportunidad de salir de las marquesinas y entrar a las grandes ligas. Esa oportunidad solo me la dio Raphy, porque no todo el mundo se arriesga… y si hoy día me mantengo en el ámbito profesional fue gracias a él”, expresó Vega con nostalgia, al tiempo que recordó que su audición para entrar a La Selecta fue algo así como una encerrona. “Fui a acompañar a un amigo conguero a la Federación de Músicos en la calle Canals, y resulta que él había arreglado una audición con Raphy para mí y yo no lo sabía. Así que tuve que guapear y ponerme a cantar. Gracias a Dios el entrampamiento salió bien. No sé lo que vio en mí, pero se lo agradezco porque todavía sigo activo”, narró el cantante, quien se unió a La Selecta en el 1977 y permaneció en el grupo por un año y medio, tiempo en el que grabó cuatro temas, entre ellos “Cosquillita” y “Sheila Taína”.

La última vez que Tony Vega compartió con Raphy Leavitt fue en el Día Nacional de la Zalsa, en marzo pasado, en celebración de la trayectoria de más de 40 años de la orquesta.  “El ensayo fue un vacilón porque Raphy se veía bien serio pero tenía un sentido del humor bien chévere. Volverme a encontrar con él y con Sammy (Marrero) fue una experiencia tremenda. Imagínate, cantantes como Sammy que se mantuvo todo el tiempo con La Selecta, no existen ya. Estoy seguro de que debe haber tenido miles de ofertas para grabar como solista, pero él estaba tan agraedido que se mantuvo ahí, pore so fueron un binomio tan grande e importante para la salsa.  Este tipo de fidelidad ya no existe… Se nos están llendo los pioneros, toda una generación de bracos que comenzó esto…”, lamentó el artista, quien consideró que durante su encuentro con el músico, “Raphy estaba lleno de salud y contento,  por eso su partida ha sido tan inesperada”.

Tony Vega, quien ha proclamado públicamente su fe cristiana, destacó que Raphy Leavitt era un hombre creyente. “Dios siempre estuvo con él”, dijo y agregó que prueba de ellos son “canciones como ‘La cuna blanca’ que todavía tocan la fibra de cualquier persona que la escucha”. “Lo vamos a extrañar y le envío mi más sentido pésame a su familia, en especial a su esposa, a quien cariñosamente conocemos como Lalo, y a Sammy Marrero y todos los muchachos de la orquesta porque sé que esto duele…”.

Tony Vega partiría esta mañana a Cali, Colombia, donde tendrá varias presentaciones en las que “definitivamente haremos un minuto de silencio y le rendiremos homenaje al maestro Raphy Leavitt”.

Fuente

Primera Hora

Publicar un comentario

 
Top