0
El salsero puertorriqueño Bobby Cruz reveló que antes de convertirse en cristiano evangélico experimentó el sexo en orgías, y dijo estar seguro de que si hubiera seguido con su antiguo estilo de vida se habría contagiado con el virus del sida. 


Al marcar las diferencias entre los talentos nuevos en la salsa y los artistas de su generación, el intérprete de Sonido Bestial reconoció que de haberse mantenido por el camino de las drogas, la bebida y el sexo desenfrenado, habría muerto antes de cumplir los 40 años. 


“Yo no estaba convertido, seis meses antes de que salió la enfermedad del sida. Yo hubiera cogido sida porque nosotros vivíamos en orgías. A mí me hubiera dado sida. Era constantemente, todas las noches, mujeres, drogas y tragos”, le contó el vocalista a la periodista Brenda Peña López, del diario Boricua Primera Hora.

“La razón por la cual Richie (Ray) y Bobby estamos todavía vivos, saludables y un poco cuerdos se lo debemos a Dios. Eso es real en la vida de nosotros. Una cosa que Dios me dijo antes de conocerlo fue ‘un bocadito más y ciertamente morirás’, y yo no sabía qué era eso. Pensaba que tendría que dejar de comer. El bocadito era lo que estaba haciendo que no debía estar haciendo. Como al mes, me convierto”, detalló.


Sostuvo además que los cantantes y músicos en la actualidad se cuidan más que ellos, a su juicio, porque ahora se conocen mejor los riesgos de los excesos en el consumo de las drogas y el alcohol, así como las implicaciones de tener relaciones sexuales con múltiples parejas y sin protección. 


“Los músicos de ahora y los cantantes de ahora son superiores a nosotros porque tienen mejor escuela, se cuidan más, son más limpios. Nosotros éramos bohemios. Hablo de los tragos, de las drogas, de la vagabundería. Nosotros éramos totalmente bohemios. Yo me desayunaba con una cerveza y un vaso de Chivas Regal. Si Dios no llega a la vida de Richie y Bobby estuviéramos muertos hace rato”, afirmó el salsero.

Fuente

sonfonia.com.co

Publicar un comentario en la entrada

 
Top